Operación encubierta de varias agencias de EEUU “Money Flight” develó trama milmillonaria de corrupción y lavado de dinero en Pdvsa

Redacción CCD | La trama de corrupción y lavado de dinero en Pdvsa develada esta semana por las autoridades de EEUU es la misma publicada a principios de año por CuentasClarasDigital.  Se trata de la multimillonaria trama de corrupción en torno al diferencial cambiario que funcionó en Pdvsa durante la administración de Rafael Ramírez y que continuó a su salida con los nuevos responsables, Eulogio Del Pino y en especial el vicepresidente de Finanzas Eric Carlos Malpica Flores, sobrino de Cilia Flores, quien también fungía como Director de la Oficina Nacional del Tesoro.

La acusación presentada el miércoles ante un tribunal del Sur de la Florida  involucra en principio a diecisiete  personas, ocho de las cuales ya han sido acusadas formalmente. Hasta el momento sólo hay dos detenidos.

        Lea también | Varios ex tesoreros y operadores financieros del chavismo  negocian con fiscales federales de EEUU

 

El comienzo: El Cadivi paralelo de Rafael Ramírez

Durante la administración de Rafael Ramírez funcionó en la petrolera estatal un mecanismo de administración de divisas paralelo al oficial que estableció tasas de cambio ilegales y arbitrarias para convertir directamente los dólares de la venta de petróleo en bolívares. El supuesto objetivo era cubrir los gastos de la empresa en el territorio nacional.

A través de esta especie de Cadivi paralelo, violando varias leyes y reglamentos, Rafael Ramírez y los integrantes de la directiva, en especial el responsable de las finanzas, Víctor Aular Blanco, en complicidad con un grupo de jóvenes empresarios denominados  los bolichicos y la asesoría del operador financiero Luis Alfonso Oberto, ejecutaron oscuros contratos confidenciales con compañías escogidas a dedo, sin pasar por subastas públicas, que generaron grotescas fortunas para sus operadores, en base al diferencial cambiario existente entre la tasa oficial del momento, la del denominado mercado negro y la establecida ilegalmente por la directiva de Pdvsa

Una de ellas fue la realizada con la Administradora Atlantic 17107 CA y bancos privados nacionales, autorizada por Ramírez el 6 de marzo de 2012, con la que se habrían negociado irregularmente más de 4 mil millones de dólares.  Dos meses después de la firma con Pdvsa, Atlantic cedió el contrato a la empresa panameña Violet Advisors SA.

El 3 de septiembre de 2014 Maduro destituye a Ramírez, cambia a la directiva y al responsable de las finanzas de Pdvsa, cargo para el que designa al que ya fungía como tesorero de la nación, su sobrino político Carlos Erik Malpica Flores quien llega con un nuevo equipo en el cual figura su operador financiero personal, el comerciante José Simón Elarba y otros asociados como Raúl Gorrín, quien entra así a controlar el Cadivi paralelo de la petrolera desplazando a Luis Alfonso Oberto, lo que profundiza la enemistad entre ambos dando origen a enfrentamientos públicos.

Fuentes de CuentasClarasDigital sostienen que entre las mayores operaciones ejecutadas por Raúl Gorrín en Pdvsa, figura la relacionada con un crédito por 7.200 millones de bolívares, pagadero en dólares, otorgado a la petrolera por la compañía Rantor Capital, CA el 17 de diciembre de 2014, fecha de la conmemoración de la muerte del Libertador Simón Bolívar, por cierto.  Dos semanas después, Rantor cedió el contrato por un monto de 1.143 millones de dólares a la compañía Eaton Global Services Limited, constituida en Hong Kong, las dos empresas señaladas en la acusación criminal del tribunal del Sur de la Florida.

 

Tal como publicamos en CuentasClarasDigital  Raúl Gorrín sería el verdadero dueño de Rantor Capital, CA y Eaton Global Services Limited, las dos compañías de maletín utilizadas en la trama para defraudar a Pdvsa.

Rantor Capital, C.A. tiene como domicilio Caracas  pero fue inscrita en el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui a cargo del abogado Javier Ernesto Franceschi Dávila, ahora director de Globovisióndonde aparece como director general Manuel Cerro, ciudadano español, Pasaporte No. E13588986-B.  Se trata del mismo registro donde Raúl Gorrín habría registrado una serie de empresas de maletínque comparten la misma dirección, algunas de las cuales quedaron inscritas el mismo día y poseen cuentas bancarias en Venezuela cuyas firmas autorizadas son las de Nelson Enrique Meneses Franceschi, CI. V-10.276.240, familiar del registrador de las empresas, y Elizabeth de Goveia, asistente personal de Raúl Gorrín.

Eaton Global Services Limited está domiciliada en Belice pero registrada en Hong Kong. La directora principal es Letricia Lamb Pasaporte No. P0143686  quien obviamente es una presta-nombre ya que además aparece como directora en otras 40 empresas británicas en Open Corporates.

CuentasClarasDigital tuvo acceso al documento de compra venta (en la gráfica) de una lancha en 2015 que establece la relación entre Eaton Global Services y Raúl Gorrín. En el mismo se detalla la operación en la cual María Gómez CI 13.112.326, residenciada en Caracas, le vende a Eaton Global Services “representada en este acto por Raúl Antonio de la Santísima Trinidad Gorrín Belisario ” una embarcación marca Intermarine  por un total de $100.000,00 dólares americanos.

La acusación en Miami

La declaración jurada del agente federal de EEUU George Fernández sobre la investigación de trama de corrupción y lavado de dinero en Pdvsa en el período Diciembre de 2014 a Julio de 2018 señala como responsables a Francisco CONVIT Guruceaga (socio de Derwick Associates presidida por Alejandro Betancourt), José Vicente AMPARAN Croquer, Carmelo URDANETA Aquí, Abraham Edgardo ORTEGA, GUSTAVO Adolfo Hernández Frieri , Hugo Andre Ramalho GOIS, Matthias KRULL, Marcelo Federico GUTIERREZ Acosta y Lara y nueve conspiradores más, entre ex funcionarios de PDVSA, otros “boliburgueses” y profesionales del lavado de dinero o legitimación de capitales.

El caso se ha podido desarrollar con la colaboración de uno de los involucrados, identificado en la acusación como Fuente Confidencial o CS (por sus siglas en Inglés).

En 2016, la Fuente Confidencial (CS) se acercó a la oficina del departamento de Homeland Security Investigations (HSI) en Miami con la intención de rendirse y colaborar. Manifestó haber recibido 78 millones en Euros para ser lavados o legitimados a través de operaciones en el Sur de la Florida. El dinero tenía como origen un contrato de préstamo entre compañías privadas con PDVSA.  HSI-Miami a partir de entonces comenzó una investigación encubierta de delincuencia organizada a través de lo que se denominó Fuerza de Tarea para el Control de Drogas (OCDETF) Operation Money Flight. La fuente confidencial CS acordó usar un dispositivo de grabación y la operación Money Flight procedió.

Dos años y más de cien grabaciones después, Operation Money Flight reveló una conspiración internacional para legitimar fondos de PDVSA a través de Miami conjuntamente con varias organizaciones internacionales de lavado de dinero a gran escala. Más específicamente, la investigación reveló el uso de bienes inmuebles en Miami y España, así como sofisticados esquemas de inversión falsa para lavar cientos de millones de dólares.

Uno de los episodios de la trama deja al descubierto al principal operador identificado como Conspirador 7 que aún no ha sido acusado formalmente pero que claramente apunta al abogado devenido en magnate de medios en Venezuela, Raúl Gorrín.

Ocurrió en octubre de 2016. La fuente confidencial CS se reunió con otro de los acusados, Mathias KRULL, en Panamá. KRULL era operador del banco suizo Julius Baer con clientes como Diego Salazar, entre otros miembros de la boliburguesía y testaferros de altos funcionarios públicos de Venezuela. A raíz de la investigación realizada por las autoridades financieras de Suiza (FINMA) a solicitud  del ex fiscal de EEUU Preet Bharara, el banco decidió prescindir de los servicios de Krull en abril, presumiblemente debido a los clientes tóxicos del banquero en Venezuela. Fue detenido el miércoles en Miami.

KRULL explicó que estaba buscando un banco para depositar aproximadamente 600 millones de dólares de un cliente de la trama con Pdvsa, identificado en el documento de la acusación como Conspirador 7. Los fondos estaban ubicados en el banco ruso Gazprombank y fueron justificados con un contrato entre Rantor y la petrolera por una  la línea de crédito de  14 mil millones de bolívares. El documento identifica a Conspirador 7 como ” relevante boliburgués, dueño de una cadena de televisión en Venezuela”.

Así se repartieron la torta

Las autoridades de EEUU obtuvieron registros que  confirman el flujo de los fondos sustraídos a PDVSA por este grupo de delincuencia organizada.  Con el asunto ”Números CONSPIRATOR 7 “(Raúl Gorrín), el correo entre AMPARAN y CONSPIRADORES 5 y 6 incluye un archivo adjunto titulado ” Operación 600k ” que contiene las siguientes hojas de trabajo:

a. Una hoja de trabajo titulada “Ingresos detallados de PDVSA” muestra diez
transferencias de PDVSA desde el 29 de diciembre de 2014 hasta el 3 de febrero de 2015 por un total de 511.913.270,74 euros.

b. Una hoja de trabajo titulada “Resumen de la operación 600k” muestra que, de los 511 millones de euros se asignaron aproximadamente 227 millones de euros a los “BOLI” (CONVIT y CONSPIRADOR 2) ; 159 millones fueron para  “LOS CHAMOS” (los hijastros de VENEZUELAN OFICIAL 2); 68 millones para CONSPIRATOR 7 (RAÚL GORRÍN) y 20 millones a una institución financiera europea no identificada por concepto de una comisión del 4%.  Los restantes 36 millones de Euros se contabilizaron como el “costo” de los 7,2 mil millones de Bolívares iniciales utilizados para obtener los 511 millones de Euros.

Hojas de trabajo adicionales explican cómo cada destinatario movió el
dinero. Los “BOLI”, por ejemplo, transfirieron  78.8 millones de euros a la FUENTE CONFIDENCIAL (CS) y el resto  a través de las compañías fantasmas Volbor Vontobel y Vencon Holding.

CONSPIRATOR 7 (Raúl Gorrín) envió docenas de transferencias en dólares a través de bancos en Malta y Austria y también de empresas de servicios de aviación y yate, así como a compañías  de corretaje en Miami, Florida.

Estos registros no solo muestran la conspiración en detalle, sino que confirman la conexión entre KRULL, los conspiradores adicionales y los 78.8 millones de euros iniciales en fondos de PDVSA recibido por la FUENTE CONFIDENCIAL.

Los hijastros de “VENEZUELAN OFICIAL 2”  y el hermano de “VENEZUELAN OFICIAL 3”

KRULL explicó a la Fuente Confidencial (CS) que, además de la solución de 600 millones de dólares para CONSPIRATOR 7, necesitaba una solución adicional para 200 millones de dólares en nombre del testaferro de “los hijastros de VENEZUELAN OFICIAL 2″, también conocidos como “los chamos”, de los cuales no se ofrece mayor información en la acusación que, sin embargo, señala su proximidad a CONSPIRADOR 7  (Raúl Gorrín) con el cual  se habrían reunido en su oficina de Caracas, según la acusación.

Más allá de Pdvsa también hay vida

La trama de lavado de dinero denunciada esta semana por las autoridades de EEUU va más allá del caso Pdvsa-Rantor-Eaton. El grupo de expertos en lavado de dinero involucrado también facilitó sus servicios a otro alto funcionario del régimen de Maduro – VENEZUELAN OFICIAL 3 – en la legitimación de sobornos recibidos de bufetes extranjeros a cambio de obtener la representación legal del Estado venezolano en los litigios internacionales. En este caso, la acusación se refiere a “el hermano de VENEZUELAN OFICIAL 3 “.

La trama denunciada oficialmente esta semana en EEUU es compleja e incluye a empresas utilizadas en operaciones de bienes raíces en España, transferencias entre bancos europeos, Malta y EEUU y hasta lavado de dinero proveniente del tráfico de drogas, en el caso del experto colombiano Gustavo Hernández Frieri(aparentemente sin relación con el caso Pdvsa-Rantor-Eaton), quien fue arrestado el miércoles en Sicilia, Italia. El hombre, de 45 años, es señalado de prestar sus empresas Global Security Advisors y Global Strategic Investments, con sede en Miami y Nueva York, para lavar dinero a través de inversiones falsas en fondos mutuales.

Hernández Frieri y Matthias Krull, arrestado en Miami el miércoles, son los únicos detenidos por las autoridades hasta ahora.

Las averiguaciones en EEUU sobre la red de corrupción chavista que arruinó a Venezuela, comenzaron con la administración de Obama y continúan con la de Trump. El aparato de investigación y justicia de ese país se ha tomado su tiempo pero comienza a concretar acusaciones, al igual que la Unión Europea y Canadá. Mientras tanto, en Venezuela, los organismos competentes no actúan sino cuando conviene a los intereses personales y políticos de Nicolás Maduro.

Lea el texto original de la acusación de EEUU

Advertisements